EL MUNDO ES UN LIBRO QUE AÚN NO HEMOS LEÍDO

MI LIBERTAD NO TIENE PRECIO: TIENE TU NOMBRE

POETA ES AQUEL QUE SE COMPORTA IGUAL ANTE UN REY QUE ANTE UN MENDIGO

TODO ES LITERATURA; DEPENDE DE COMO TE LO CUENTEN

LA MENTE ES COMO UN PARACAIDAS, SÓLO SIRVE SI SE ABRE

Saturday, 21 May 2011

El fin de la Transición


Ayer fue el último día de la Transición Española: para jóvenes y Tercera Juventud, ancianos preocupados por sus nietos, cuarentones todavía con ilusiones y muchos niños pequeños. Desde las Tribunas las viejas Guardias les echaban en cara que ellos no habían combatido contra Franco y desde la calle los indignados les contestaban que Franco se murió en su cama. Un mundo nuevo empieza hoy y el pasado ya no justifica nada. Ayer España despertó de un largo letargo y quiso convertirlo en sueño.

¿Quién podría no indignarse ante la corrupción de los políticos, ante sus insultos, ante su desgana cuando la gente necesita soluciones, acciones, progreso, esperanza…? Los políticos tienen pensiones vitalicias, coches oficiales... Sus problemas no son los de la gente, han constituido una clase cada vez más alejada del país y por eso dan la espalda a la calle y ahora la calle les da la espalda. Los que no tienen miedo, los que no tienen ego. Donde nadie sabe el nombre de nadie, porque el nombre no importa sino encontrar soluciones.

Nos dicen que el Pueblo sólo es Pueblo cuando vota y cuando traga resignado tele-basura y resulta que esto es el Pueblo: jóvenes, ancianos, Tercera Juventud, padres con niños… buscando salida al desencanto, porque la crisis somos nosotros y por eso mismo la solución está en nosotros.

Miles de personas están cansadas de ver “Sálvame” y quieren salvarse ellos mismos. Nos han dicho que Belén Esteban debe ser nuestra musa y que esos personajes patéticos de los shows son nuestro espejo, nos han dicho que somos eso pero no somos eso. Somos esto: gente joven y no tan joven, cívica, organizada, con un discurso. Y la policía lamentando no poder estar con nosotros.

No era como el agora griega porque en el agora griega no hablaban las mujeres y aquí no paraban de hablar. No había egos. ¡Qué miedo dan los que no tienen miedo!.


Por todas partes mis colegas tienen miedo a las represalias, a que mañana nadie les llame, no comprenden que estamos hablando de algo más grande, de recuperar la dignidad y dar un giro necesario porque si no nuestro tren va derecho al abismo (y vamos todos dentro, los que se han quedado fuera son ellos: los que manejan los mandos pero no viajan en el mismo tren que nosotros).

Las soluciones ordinarias no sirven en situaciones extraordinarias. Podemos temer a Lampedusa (que todo cambie para que todo siga igual), pero no debemos dejar que las profecías derrotistas que se autocumplen borren el significado de esta revolución, iniciada por un libro y con la poesía como bandera.


 

2 comments:

Sonia Sierra said...

Que entrada tan bonita y lúcida, Eugenia.

CARLOS MEDEL REDONDO said...

Sonia tiene mucha razón, el texto es magnífico, certero, cercano y bello. Curiosamente las razones que me llevaron ayer a la Puerta del Sol fue difundir en mano un texto titulado "Pasquín de un Ciudadano: La Transición política del mayo de 2011". Aunque no sea el autor del mismo me gustaría que lo leyeras (veremos cómo te lo puedo hacer llegar), pues siendo de corte más político me parece también magnífico, certero, cercano y bello.
Besos
P.D: Qué guapos hemos salido en la foto!!!!