EL MUNDO ES UN LIBRO QUE AÚN NO HEMOS LEÍDO

MI LIBERTAD NO TIENE PRECIO: TIENE TU NOMBRE

POETA ES AQUEL QUE SE COMPORTA IGUAL ANTE UN REY QUE ANTE UN MENDIGO

TODO ES LITERATURA; DEPENDE DE COMO TE LO CUENTEN

LA MENTE ES COMO UN PARACAIDAS, SÓLO SIRVE SI SE ABRE

Thursday, 27 October 2011

Aunque seamos malditas en el Salón del Libro Iberoamericano de Gijón con Luis Sepúlveda


video

video

5 comments:

Anonymous said...

Enhorabuena Eugenia, muy interesante, no había visto este video. Un saludo

Anonymous said...

una escritora en la luna pero con los pies en la tierra no hay palabras que la puedan difinir porque es la mas grade

Anonymous said...

si eugenia creetelo porque es cierto no lo dudes me voy edintificar A.R.C...UN BESO

Pedro Garcia said...

Lo dejo aquí porque me gustó verla escrita.
El comió una vez en mi taller. Le llamaban Quique, lo debía de escribir Kike, era grande,tenía el pelo rizado y largo, barba, supongo que de Enrique, era grande y fuerte, fuerte no como un toro que así no se definen sus brazos anchos, quizás como un árbol recio y sólido de ramas rectas.
Y, sí, se asomó, le venció la curiosidad que siempre nos ha llevado lejos.
Y, sí, el agua se hizo con él y lo elevó y luego lo destrozó contra las rocas.
No se recogió su cuerpo despedazado en pequeños recortes inútiles; se recogió su cuerpo ya desconocido.
Pensé en escribirla, me alegro que otro lo haya hecho. Un salduo Pedro.

Pedro Garcia said...

Lo dejo aquí porque me gustó verla escrita.
El comió una vez en mi taller. Le llamaban Quique, lo debía de escribir Kike, era grande,tenía el pelo rizado y largo, barba, supongo que de Enrique, era grande y fuerte, fuerte no como un toro que así no se definen sus brazos anchos, quizás como un árbol recio y sólido de ramas rectas.
Y, sí, se asomó, le venció la curiosidad que siempre nos ha llevado lejos.
Y, sí, el agua se hizo con él y lo elevó y luego lo destrozó contra las rocas.
No se recogió su cuerpo despedazado en pequeños recortes inútiles; se recogió su cuerpo ya desconocido.
Pensé en escribirla, me alegro que otro lo haya hecho. Un salduo Pedro.